Por La Razón.es, Boletin | hace 7 hrs

Andreas Lubitz, alemán de 28 años y copiloto del Airbus A320 que se estrelló el martes en los Alpes franceses, hizo colisionar el aparato de forma voluntaria aunque sin aparentes motivos terroristas, según las primeras conclusiones de la investigación.

El fiscal del caso, Brice Robin, ha anunciado este descubrimiento tras el examen de la grabación sonora, extraída de una de las cajas negras, de lo ocurrido en los 30 últimos minutos en la cabina del avión de la compañía Germanwings que hacía el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf con 150 personas a bordo.

El relato de lo sucedido, que apunta hacia un hipotético desequilibrio psicológico del copiloto, sin descartar otras motivaciones, ha estremecido a Europa. Leer más…